¿Qué hacer para evitar sentir culpa por dejar a mi bebé en la guardería?

Para las madres trabajadoras uno de los momentos más difíciles que tienen que vivir es cuando tienen que separarse de su bebé porque su tiempo de permiso de maternidad ha terminado. Y es que no sólo se trata de retomar de nuevo las actividades laborales, sino que ahora ya no podrá estar cerca de su bebé y tiene que buscar un sitio para que lo cuiden.

Es natural que las madres sientan culpa al tener que dejar a su hijo en la guardería y muchas de ellas deseen quedarse con su bebé por más tiempo, lamentablemente para muchas de ellas esto no es una opción ya que deben retomar su empleo para obtener recursos y mantener  a su familia.

Para ayudarte a sentirte mejor por tu decisión te traemos algunas recomendaciones para que no te sientas culpable por dejar a tu bebé en una guardería.

-Recuerda que no eres la única madre que lo ha hecho: lo que no debes perder nunca de tu mente es que no estás abandonando  a tu bebé, estás tomando esta decisión para mejorar la calidad de vida de tu familia, y aunque significará que pasarás menos tiempo con él también es una oportunidad para tener momentos de mayor calidad, ahora más que nunca valorarás cada segundo con tu hijo y lo disfrutarás al máximo. Tú haces lo mejor que puedes con lo que tienes.

-Organiza un periodo de adaptación para ti y el bebé: este paso no será sencillo para ninguno de los dos, pero es más probable que no lo sea para ti ya que te quedarás pensando muchas cosas, por ello es importante que organices un tiempo de adaptación para que ambos puedan sentirse cómodos cuando llegue el momento. Esto lo puedes hacer alejándote del bebé por diferentes periodos de tiempo e incluso los primeros días que lo lleves a la guardería el lugar debería permitirte permanecer algunas horas con él, esto te ayudará también para conocer el lugar y veas cómo trabajan.

-Elige un lugar de confianza: tómate el tiempo para realizar una búsqueda del lugar ideal, observa cómo tratan a los niños, su instalación, evalúa la ubicación y pregunta la opinión a otros padres, esto te dejará más tranquila y te sentirás más cómoda. Te recomendamos que incluso la búsqueda la hagas desde tu embarazo para que tengas el tiempo necesario para hacer una correcta valoración.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.