Chapultepec, el parque urbano más Grande de América

Al poniente de la Ciudad de México se localiza el cerro de Chapultepec, el cual está rodeado por 800 hectáreas de bosque que conforman al parque urbano más grande de América. El parque está dividido en tres secciones en las que se puede disfrutar del bosque, lagos artificiales, restaurantes, museos, monumentos históricos y ruinas prehispánicas.

La primera sección, una de las más visitados por el turismo nacional y extranjero, es un centro de convivencia familiar que brinda diversión para chicos y grandes y lugares de gran interés como el Zoológico Alfonso Luis Herrera, El Lago Menor de Chapultepec y el tradicional Trenecito.

El Zoológico Alfonso Luis Herrera, mejor conocido como el Zoológico de Chapultepec ubica su entrada en la calle de Reforma, casi esquina con Arquímedes. Es uno de los atractivos más visitado por los niños, pues llaman su atención los 16.000 animales de 270 especies diferentes que habitan en su interior. El zoológico se divide en espacios que simulan el bosque tropical, el bosque templado, el desierto y la pradera o sabana. Aproximadamente, la tercera parte de los animales son originarios de nuestro país. El zoológico ofrece varios recorridos con guías y actividades infantiles, y en su interior es fácil encontrar zonas de comida, descanso y juego para los niños más pequeños.

El Lago menor de Chapultepec es un lago artificial de gran demanda, en el cual se pueden realizar paseos familiares en lancha. El acceso principal para llegar a los lagos es por Paseo de la Reforma en la Puerta Grutas. En este paseo se disfruta de la vista del bosque y la compañía de los patos que habitan en las isletas de los lagos. En las inmediaciones, luego del paseo, los visitantes pueden tomar un café al aire libre y los niños que acompañen a las familias pueden divertirse en las avenidas internas del bosque, pues a cada paso encontrarán múltiples puestos donde venden miles de accesorios, juguetes y dulces típicos mexicanos, recuerdos, bromas, máscaras de lucha libre o bien, maquillarse el rostro fantásticamente, pintar su cabello y pedir a los dibujantes urbanos que les hagan una caricatura o retrato a lápiz.

El tradicional Trenecito de Chapultepec realiza una visita rápida y muy atractiva para el público infantil. El recorrido inicia frente a la Casa de los espejos (otro lugar de interés para chicos y no tan chicos) y termina en el Castillo de Chapultepec. El Trenecito viaja a una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora y realiza un recorrido que dura aproximadamente media hora. Durante del paseo se visitan los lugares más importantes de la primera sección del bosque, entre los que contamos: La Quinta colorado, la Fuente de la Templanza, Los antiguos baños del emperador Moctezuma, El Ahuehuete de Moctezuma y diversos monumentos que hacen honor a la historia patria.

Chapultepec en su primera sección ofrece paseos llenos de cultura, historia y tradición mexicanas. En las avenidas internas se pueden ver puestos multicolores que captan la atención de sus visitantes y, debido a que el parque invita a la caminata constante, es fácil encontrar puestos de comida rápida o antojitos mexicanos. Sin embargo, alrededor del parque hay una gran variedad de restaurantes nacionales e internacionales.

Author: admin

Similares
Publicar un comentario