Convulsiones en niños, cómo identificarlas

Escuchamos todo tipo de enfermedades alrededor del mundo, de todo tipo, de toda gravedad, pero generalmente los pensamos en adultos, personas grandes que tienen su vida hecha o que van para la adultez, nunca nos imaginaríamos que un niño puede tener una enfermedad que estanque su desarrollo normal y su vida de infante. Sin embargo sucede y lo mejor es estar siempre abiertos a la posibilidad de que las enfermedades no respetan edades, sexo o posición social. Hoy hablaremos de las convulsiones en niños, cómo identificarlas y cómo vivir con ellas.

  • Estar abiertos a todas las posibilidades cuando hablemos de la salud de nuestros niños es la principal manera de controlar las enfermedades que puedan tener, en cuanto a la epilepsia, para detectar fácilmente el momento en que va a sufrir de un ataque, hay que identificar cuando nuestros niños se queden quietos viendo hacia la nada ya que estos ataques alteran la conciencia.
  • Cuando notemos a nuestros hijos ausentes, debemos hablarles para ver si reconocen nuestra voz; a pesar de que los ataques no pueden ser interrumpidos por tacto o voz, puede ser que lo que desvía su atención no sea necesariamente un ataque.
  • Si notamos algún nuevo tic en nuestro hijo, es importante notarlo, tics como párpados agitados, movimientos de brazos y manos, movimientos de masticación, lamerse los labios o tics verbales.
  • Si nuestros hijos están teniendo problemas en la escuela, sobre todo de atención, es importante que tomemos nota, ya que este puede ser un claro indicador de epilepsia infantil.
  • Si tenemos estos síntomas con nuestro hijo, lo indicado es llevarlo al pediatra para que le haga estudios de sangre que puedan arrojar algunos resultados, de sospechar convulsiones se nos enviará a un neurólogo que proceda de la manera indicada en caso de epilepsia.
  • Practicar encefalograma en niños que se sospecha son propensos a tener epilepsia es la mejor manera de detectar cualquier problema de la índole que sea, si queremos programarlo nosotros sin tener que pasar por el médico, podemos acudir a Neurogama, bienestar neurológico, empresa comprometida con la salud neurológica de los pacientes, tengan la edad que tengan.

Nunca está de más visitar a un médico antes de proceder con programas y estudios; nuestros hijos deben tener un médico de cabecera que teniendo una historia médica pueda saber qué es lo normal y qué debe observarse detenidamente en nuestros hijos, no debemos dar la salud de nuestra familia por sentada.

Author: admin

Similares
Publicar un comentario