Desnutrición: un gran enemigo de la infancia.

La parte más importante de la vida de un ser humano es, en muchos aspectos, la infancia. No solamente aprendemos a comprender el mundo y a comportarnos, sino que en el aspecto de la salud, es muy importante mantener una buena alimentación para evitar futuros problemas relacionados con nuestra salud y bienestar corporal.
Alrededor del mundo, la infancia es la parte de la población que más sufre las repercusiones de la falta de alimentos saludables y del alza en los precios de la comida. Según reporta una Ong, al año mueren más de 2 millones de niños a causa de la fuerte desnutrición a la que las condiciones económicas arrastran a millones de personas anualmente. Un cálculo a futuro arrojó que en 15 años aproximadamente 450 millones de menores de edad estarán sufriendo daños irreparables en el cuerpo y el cerebro a causa de la fuerte desnutrición de la que son víctimas.
Asegura también que cuando en 2008 el índice de desnutrición en niños era del 21.7%, en 2012 se ha registrado el índice de desnutrición en 24.9%, lo que es, de la misma manera, a causa del alza indiscriminada en los precios de los alimentos de canasta básica, o alza en combustibles, lo que ocasiona a su vez un alza en los productos alimenticios que a veces hacen imposible para personas en situación de pobreza extrema,  tener acceso a los alimentos.
Actualmente, ante el creciente problema los miembros del G-20 (agrupación de los países más “relevantes” en la agenda económica y financiera internacional) han planeado discutir sobre este tema en la próxima reunión que tendrá lugar en México, proponiendo implementar un plan de seguridad alimentaria y nutricional que entre otras acciones, intentará mejorar la productividad agrícola para de esta manera mejorar e incrementar la cantidad de alimentos que se producen, sin descuidar la parte de la distribución, buscando que sea más equitativa y justa.
De 2000 a 2012, los alimentos elevaron su precio en un 137%, llevando a 100 millones de personas a la pobreza, de las cuales 925 millones sufrieron de desnutrición extrema que en  muchos casos llevó a la muerte, como ya antes lo mencionamos, esto afecta en su mayoría a los más jóvenes de la sociedad; este porcentaje equivale a un 7% de la población mundial, cifras alarmantes si consideramos que la desnutrición es un problema que afecta para el resto de la vida de quien la padece alguna vez.

Similares
Publicar un comentario