Elige los mejores productos para cuidar la piel de tu bebé

Algo a lo que siempre se enfrentarán los padres primerizos son los consejos bienintencionados –pero no solicitados– de los abuelos, tíos y amistades con niños. Estas recomendaciones acerca de lo que es mejor para el cuidado y la crianza de los pequeños suelen ser contradictorias entre sí, y en algunos casos, no tener bases científicas o reflejar solamente un punto de vista en relación con situaciones que pueden tener más de una solución.

Es natural que tantas opiniones den lugar a sentimientos de confusión, enojo, frustración e incluso a discusiones familiares. Pero mantén la calma: por muy entrometidos que te parezcan todos, no merece la pena enrarecer el ambiente por consejos que, en última instancia, solo tú decidirás si poner en práctica o no. Lo más sensato en esos casos es escuchar, agradecer la buena intención y conservar la información que obtengas de esas pláticas para consultarla con el pediatra de tu hijo.

Buen ejemplo de estos temas, “polémicos” es la cosmética infantil, dado que hay quienes sostienen que lo mejor es mantener a tu bebé alejado de los productos químicos. Sin embargo, la posibilidad de ofrecer un cuidado óptimo a su piel –sobre todo cuando requiere un tratamiento especial– es una enorme ventaja que de la que gozamos los padres de nuestro tiempo en relación con los de otras generaciones y por supuesto, es algo que le debemos a la cosmética.

Aunque es un mito que tengamos que evitarlos por completo, lo que sí puedes hacer es seleccionar los productos que mejor se adapten a las necesidades de tu pequeño según la evaluación del médico y luego de observar sus reacciones. También es conveniente aprender a leer la composición de cada producto y comprender las propiedades de las materias primas para cosméticos que se emplean en su elaboración.

Mientras tanto, entre los básicos, debes tener un jabón neutro para bebé y un aceite de baño para hidratar su piel después de la ducha. Así mismo, en cada cambio de pañal es recomendable aplicar una crema de barrera para evitar irritaciones menores y rozaduras que puedan complicarse.

Por otro lado, para las ligeras descamaciones que los niños suelen presentar en la cabecita (costra láctea) las manos o pies, lo ideal es tener al alcance una crema hidratante elaborada a base de aceite vegetal. Estos productos pueden contener fragancias suaves, pero puedes estar tranquila: han sido probados en laboratorio y en ningún caso serán perjudiciales.

Author: escritor

Similares
Publicar un comentario