Kidzania, la ciudad de los niños, aprendiendo por diversión

Una buena opción para las vacaciones o los fines de semana cuando se quiere salir a pasear con niños es KidZania, un nuevo concepto de entretenimiento en el que los niños pueden jugar a ser adultos. En KidZania, los niños podrán realizar actividades reservadas a los adultos, como trabajar o hacer un programa de radio, todo en un espacio pensado justo para su tamaño.

Se trata de una ciudad realizada a escala, que cuenta con edificios, calles, transporte y centros comerciales. En ella, los niños pueden dedicarse a alguna actividad como ir a trabajar en alguna de las más de sesenta actividades planeadas para ellos, o bien ir de compras o sentarse tranquilamente a comer una pizza o una hamburguesa.

KidZania ha desarrollado sus propia economía, basada en los kidZos, la moneda local. Al entrar a la ciudad pequeña, cada niño recibe un cheque por cincuenta kidZos, que deberán cambiar en el banco a fin de poder adquirir los productos y servicios que se ofrecen en los establecimientos.

Además, cada vez que un niño participa en alguna de las actividades en que se juega a trabajar, recibe un pago en la forma de kidZos. Éstos son acumulables y pueden ser depositados en el banco, donde se guardarán para utilizarse en una visita posterior.

Entre las actividades que los niños pueden llevar a cabo están la de doctor, piloto, mensajero o locutor de radio. De igual manera, hay diversos productos y servicios que pueden adquirir, como los que se encuentran en las fábricas de paletas de hielo y la de chocolates, o el estudio de diseño. También existen establecimientos comerciales de todo tipo, desde tiendas departamentales hasta mercados de pulgas.

KidZania no tiene un tiempo límite para que los niños participen y lleven a cabo las diversas actividades. Éstas varían en tiempo, desde los cinco hasta los 45 minutos. El costo del boleto cubre la entrada y el cheque de cincuenta kidZos que se les entrega a los niños al inicio, sin límite de tiempo.

Los mayores pueden observar a sus hijos desde afuera de la ciudad, ya que tanto las dimensiones del espacio como las actividades están diseñadas únicamente para los pequeños. También pueden esperarlos en el área de comida, aunque esos establecimientos sólo admiten como pago los pesos normales.

No es posible dejar allí a los niños solos, a menos que sean mayores de ocho años y únicamente si se deja un número de celular para contacto en caso de emergencia.

Author: admin

Similares
Publicar un comentario