La mochila de tu hijo puede afectar su salud

Las clases ya iniciaron y con éstas las carreras matutinas, las tareas, preparar el lunch, asegurarse de que el uniforme siempre esté limpio, los zapatos boleados y que los niños lleven todo el material que necesitan para desarrollar sus actividades, libros, cuadernos, colores y todo lo que los profesores soliciten, sin embargo, muchas veces por preocuparnos por cuidar que no le falte nada no pensamos en cómo puede afectar todo ese peso de las mochilas en nuestros hijos.

Y es que es común ver cómo los pequeños llegan a la escuela con el cuerpo curveado para poder soportar el peso que cargan en la mochila y aunque no lo carguen por mucho tiempo aún así provoca problemas. De acuerdo con algunos especialistas el 70% de las personas que cargaron una mochila muy pesada durante su niñez sufren dolor de espalda.
Para prevenir este tipo de problemas debemos asegurarnos que los niños no carguen más del 10% de su peso, ya que es el peso máximo que el cuerpo puede soportar de manera natural sin que se vea afectado.

Y es que cargar una mochila pesada puede provocar problemas como: dolor de hombros, cuello y espalda principalmente, por lo que si notas que tu hijo lleva muchos útiles en su mochila asegúrate de revisar que no lleve cosas de más que estén causado el sobrepeso o habla con sus profesores para que puedan reducir el uso de materiales que les solicitan.

El peso de la mochila genera mucha tensión en los músculos y en las articulaciones, lo cual provoca dolor, además de que puede afectar la postura de los niños, ya que el peso cargado puede empujar al niño hacia atrás por lo que tendrán que optar por una postura doblada hacia adelante por lo que tendrán que arquear su espalda, lo cual puede originar que la columna presente malformaciones.

Incluso puede provocar accidentes ya que con el peso extra es más fácil que los niños se tropiecen o se caigan o pueden golpear a alguien por el volumen de la mochila.

Para cuidar la salud de tu hijo asegúrate de colocarle la mochila correctamente, el peso debe distribuirse uniformemente, procura que su mochila tenga hombreras anchas y acolchonadas para que se distribuya mejor.

Si por alguna razón no se puede aligerar el peso entonces elige una mochila con ruedas para que no tenga que cargarla todo el tiempo, recuerda que con esto estás previniendo problemas de salud en su etapa adulta.

Author: escritor

Similares
Publicar un comentario