Lactancia materna: la mejor vacuna para nuestro hijo

Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

Pareciera increíble tener que decir a las madres modernas que la leche materna es fundamental para el desarrollo integral de sus bebés, sin embargo así tiene que ser en muchos programas de salud infantil, pues las mujeres se han negado a dar pecho a sus bebés incluso por miedo a “perder la firmeza” de sus senos dejando a sus hijos sin los importantes nutrientes y cualidades inmunológicas que posee este líquido sagrado.

Todas las mujeres cuando acaban de dar a luz a su hijo, empiezan automáticamente la producción de leche materna; es una función corporal automática por medio de la cual el organismo de la madre se asegura de que el hijo reciba los mejores nutrientes para empezar el desarrollo fuera del cuerpo de la madre que es tan importante como el que se lleva a cabo dentro del mismo.

Se ha comprobado que los bebés que beben leche materna al menos seis meses desde que nacen son menos propensos a padecer obesidad cuando crecen y ayuda a desarrollar de una manera más completa el sistema nervioso del bebé creando mejores y más conexiones cerebrales que ayudan a su pronto desarrollo cognitivo. Se sabe también que los bebés lactantes aprenden de manera más inmediata a regular su comida dado que la lactancia se hace a libre demanda y el bebé deja de comer cuando se siente satisfecho ayudando a que conozca y maneje sus propios límites y saciedades. Además, la lactancia ayuda al

Beneficio en doble sentido

Las madres que dan pecho también se ven beneficiadas no solamente en la reducción de los riesgos de padecer cáncer de mama, pues en madres con depresión post parto se ha visto que la lactancia les ayuda a superar más pronto esta desagradable etapa que ha llevado a derrumbar las esperanzas de las nuevas madres; hablando también de lo emocional, la lactancia ayuda a que la mamá desarrolle un vínculo más profundo y directo con su bebé, así también el bebé aprende a identificar a su madre a través del ritmo cardíaco y los olores.

El ahorro es un plus que todas las madres encuentran en la lactancia, pues el dinero que gastan en fórmulas se ahorra o se puede utilizar para otras cosas como pañales y ropita ya que solamente quienes han tenido un bebé saben lo necesario que es cambiar de ropa cada dos semanas o un mes.

Otro ahorro es el de las visitas al médico, pues los bebés que amamantan acuden menos al médico por reflujo gástrico, estreñimiento y por enfermedades como gripas, pues en la leche vienen todos los anticuerpos que necesita para combatir las enfermedades.

La lactancia es la mejor manera que tenemos como madres para proteger a nuestros hijos, es buena, es barata y sobre todo, es natural.

Author: admin

Similares
Publicar un comentario