Los 10 mandamientos de las fiestas infantiles

Las primeras celebraciones de cumpleaños son eventos que también emocionan a los adultos, especialmente a los padres, abuelos y padrinos, que son quienes suelen hacerse cargo de la organización.

Sin embargo, los errores de organización son más comunes de lo que imaginas y pueden echar a perder los preparativos. Para evitarlos y ayudarte a que tu reunión sea un éxito, hemos creado los diez mandamientos de las fiestas infantiles:

1. Priorizarás la seguridad:

Si decides hacer la fiesta en un salón de eventos, debes asegurarte de que las instalaciones y los juegos dentro de ellas se encuentren en buen estado. También informarte acerca de las políticas de seguridad y vigilancia del lugar. Si no las hay, busca otras opciones.

2. No invitarás a todo el reino:

Cuanto más breve sea la lista de invitados, mejor papel harás como anfitrión. De entrada, estarás en la capacidad de atender con más cuidado a tus familiares y amigos; en segundo, podrás aprovechar el presupuesto para contratar un mejor espacio, espectáculos y alimentos.

En tercer lugar, de esta manera no forzarás a tu hijo a reunirse con familiares a los que no conoce ni a convivir con los compañeros de escuela que lo fastidian. El criterio para una lista de invitados debe ser considerar a aquellos familiares y amigos que sean allegados a tu hijo y con quienes se sienta cómodo.

3. Descartarás gastos innecesarios:

Si vas a entregar bolsitas de dulces y pastel, no tienes por qué gastar en un ‘candy bar’, tampoco tienes por qué poner recuerdos en las mesas y, ante todo, si quieres que tu reunión sea elegante, no debes excederte con la decoración.

4. Elegirás un horario familiar:

Matutino o uno por la tarde, pero lo ideal es que no se prolongue más allá de las nueve de la noche. Aunque existan días de excepción a la regla, los niños deben ir temprano a descansar, especialmente si la fiesta se realiza un fin de semana del periodo escolar.

5. Propondrás actividades inteligentes:

Entre dinámicas con que se puede amenizar, existen actividades didácticas que en nada se parecen a las rutinas escolares. Puedes proponer juegos que requieran trabajo en equipo y en los que también se involucren los padres y hermanos mayores.

También es buena idea incluir actividades que promuevan la creatividad, como invitar un pinta caritas o instalar pequeños caballetes de pintura. Otra opción es organizar concursos con premios pero con una ligera variación: en lugar de obsequiar juguetes convencionales, opta por libros para colorear, literatura infantil, rompecabezas, útiles escolares, calcomanías o juegos educativos.

6. Ofrecerás bebidas especiales:

Dado que una fiesta infantil nada tiene que ver con un antro o una bacanal, mejor avisa cordialmente a tus invitados que ese día en lugar de cerveza se servirán limonada y jugo de manzana… el alcohol puede esperar al término de la fiesta o ser motivo para otra reunión. Se pospondrán también el reggaetón, los corridos y las canciones de despecho, ¿hace falta que lo expliquemos?

7. Habrá comida deliciosa:

Pero también saludable. Cuando mis primos y yo éramos niños, mi abuela acostumbraba preparar los ‘bolos’ o bolsas de dulces eligiendo golosinas con valor nutricional. Lo mismo se puede aplicar al pastel y a toda la comida que se sirva en el evento. Hacer una selección concienzuda no es tan difícil: hay pastelillos, galletas y chocolates reducidos en azúcar o elaborados con harinas integrales, gelatinas que son ricas en proteína y un sinfín de bocadillos que no califican como chatarra. Haz el esfuerzo de invertir un poco más y ofrece lo mejor.

8. Contratarás un espectáculo de calidad:

Aunque seguramente querrás que el espectáculo entretenga a invitados de todas las edades, contratar un espectáculo de payasos con maquillajes grotescos, que cuenten chistes más dirigidos al público adulto no es la mejor idea. En su lugar puedes decidirte por un espectáculo de ‘clown’, uno de acrobacia circense o de teatro guiñol, que no asustarán a los niños y, tanto su contenido como su forma son más de carácter cultural que comercial.

Otra posibilidad es contratar uno de los tantos shows infantiles protagonizados por los personajes que comúnmente tematizan las fiestas de cumpleaños. En ese caso, puedes pedir que te permitan asistir previamente al espectáculo para asegurarte de que el contenido de la presentación es adecuado.

9. Tendrás recuerdos de ese día:

Para ello, puedes hacer las fotos por tu cuenta o contratar un profesional.

10. Viste a tu hijo y vístete para la ocasión:

El festejado puede ir caracterizado o llevar su conjunto favorito; los padres con vestimenta casual, cómoda y sin extravagancias.

Author: escritor

Similares
Publicar un comentario