Niños y redes sociales, ¿Mala combinación?

El auge en el uso de smartphones y tablets en menores de 12 años va en aumento, en las escuelas públicas los niños de 5to año de primaria reciben tablets por parte del gobierno para que puedan hacer tareas, investigaciones o utilizar aplicaciones de la Secretaría de educación Pública para un aprendizaje lúdico, por lo que es común que los pequeños tengan un contacto directo con las redes sociales, que les permiten tener comunicación virtual con sus amigos, jugar y seguir a sus personajes públicos favoritos. Sin embargo, cada vez se conocen más casos de pequeños que han sufrido estafas, extorsiones debido a actividades como el sexting, acoso sexual o secuestros debido a que no cuentan con la orientación o supervisión de sus padres durante su actividad en medios sociales.

Muchos menores tienen la inquietud de abrir sus propios perfiles en redes sociales, para lo que tienen que mentir respecto a su edad, pues el mínimo solicitado por Facebook es de 14 años.

En México, datos de la Federación de América Latina y el Caribe de Clubes, Centros y Asociaciones Unesco indica que los niños comienzan a utilizar sus propias redes entre los seis y los 11 años, por lo que se recomienda fomentar una cultura de aprovechamiento y prevención infantil en vez de prohibirles el uso de las redes sociales, que son una herramienta que utilizarán a lo largo de su vida.

¿Entonces cuándo puedo permitir que mi hijo tenga sus propias redes sociales?

Más que basarnos en una edad, es importante evaluar el nivel de madurez de nuestros hijos y su uso de la tecnología para saber si cumple con sus obligaciones académicas y si es capaz de hacer un uso racional de sus perfiles, negándose a aceptar a personas que no conoce.

Además, debemos pedirle al niño que nos muestre lo que más le gusta de las redes sociales, que nos permita tener acceso a sus cuentas y ser parte de sus contactos, pues es posible que les gusten los juegos, las fanpages de  personajes de ficción o de artistas y que, además, las use  para tener conversaciones con sus amistades.

Los niños que pasan demasiado tiempo en las redes sociales (o en cualquier otra aplicación en línea), que manifiestan una conducta rebelde y comienzan a tener bajo rendimiento escolar, requieren de límites más estrictos, como un horario de uso.

Es muy importante prevenir y alertar a nuestros hijos sobre los peligros que invaden las redes sociales: el ciber bullying, el robo de identidad, las extorsiones, fraudes o su exposición ante personas con intenciones negativas para que no sean víctimas de alguna situación peligrosa.

Author: admin

Similares
Publicar un comentario