Notas que quisiéramos escribirles a nuestros hijos en la lonchera del kínder o de la escuela

Mis queridos niños:

  • Coman todo, las verduras también, no se olviden, sí no, hoy no hay chocolate en el sándwich, pero no es porque Mama no los quiere, al contrario, se preocupa  para que coman de forma equilibrada

 

  • Nadie tiene el derecho de tocar vuestra comida, o vuestra lanchera, son privadas de ustedes como vuestro cuerpo. Si alguien les exige entregar la comida, la lanchera o dinero, si alguien les toca la comida, la lanchera o vuestro cuerpo, cuenten a  vuestros padres o a la maestra, nosotros siempre los ayudaremos, estamos para escucharlos.
  • Si un niño se olvido su comida, no duden compartir con él la de ustedes, cuando uno respeta a los demás se respeta también a sí mismo.
  • No se lleva dulces al colegio, no solo porque no es bueno para los dientes, sino porque alrededor nuestro hay niños que no tienen.
  • Tomen agua, mucha agua y respiren profundo si algún niño los ofendió, si la maestra se enojo con ustedes, o si no les invitaron a participar en un juego, y tengan siempre presente que en vuestras casa los quieren mucho.
  • Aunque tengan muchas ganas de correr a jugar, no se olviden de sentarse a comer en el recreo. Piensen que vuestro cuerpo necesita de la comida para poder correr.
  • Si hoy no recibieron lo que deseaban en la lonchera, en el examen o en el juego con los compañeritos, recuerden que mañana es un nuevo día y posiblemente tendrán lo que quieren.
  • No se rían de la comida de sus compañeritos, o de cómo comen su sándwich y cuanto comen. No es lindo, recuerden siempre que ofende.
  • Si tiran la comida a la basura en lugar de comerla, nosotras las madres lo sabremos, ¿como? Tenemos ojos en la lanchera.
  • No se llora porque se derramo el jugo, el sándwich que se cayó o porque en el examen recibieron una nota baja. Traten de descubrir cuál fue el error y saquen conclusiones que les enseñen para la próxima vez, pues la vida es una gran escuela.
  • Las proteínas son para desarrollar músculos, las vitaminas para estar sanos, los, carbohidratos para crecer y la nota de la mama para fortalecer  el alma.
  • No es necesario comer todo lo que hay en la lonchera, escuchen a vuestro cuerpo, el les dirá cuando es suficiente.

 

Similares
Publicar un comentario