Parálisis Cerebral Infantil

Parálisis Cerebral Infantil o PCI es la primera causa de discapacidades motoras en niños desde que apareció la vacuna de la poliomielitis, cada vez aumenta más su incidencia debido al enorme aumento en los índices de embarazos de alto riesgo y nacimientos prematuros. En este post hablaremos sobre las causas y síntomas de la Parálisis Cerebral.

La Parálisis Cerebral Infantil es un trastorno permanente en el desarrollo psicomotriz, su causa es una lesión en la región cerebral que puede producirse antes, durante o después del nacimiento. La Parálisis Cerebral Infantil no es una enfermedad ni es contagiosa, la lesión cerebral inhibe la comunicación entre el cerebro y los músculos dando por resultado que el paciente no pueda controlar sus movimientos por lo que es común observar a estos pacientes con rigidez muscular, espasmos involuntarios, movimientos torpes o lentos.

 Las lesiones que pueden causar Parálisis Cerebral Infantil ocurren desde la gestación hasta los tres años de edad, después de esta edad hasta el periodo adulto los daños cerebrales ya no se consideran Parálisis Cerebral Infantil. Las causas de la Paráisis Cerebral Infantil varían en todos los casos, no hay dos personas con Parálisis Cerebral  con las mismas características lo cual dificulta su diagnóstico, el único factor común en todos los casos es la deficiencia madurativa del sistema nervioso central. Por sus causas la Parálisis Cerebral Infantil se clasifica en: 

Prenatal: La lesión ocurre durante el embarazo por condiciones desfavorables en la madre como embarazo de alto riesgo, consumo de sustancias tóxicas, diabetes materna, infecciones en la madre (especialmente rubéola), exposición a radiación y plomo, anoxia e hipoxia (falta y déficit de oxígeno respectivamente). Abarca el 35% de los casos

Perinatal: La lesión ocurre al momento del parto debido a anoxia, hipoxia, traumatismo craneal por el uso de fórceps, nacimientos prematuros o partos múltiples. Abarca el 55% de los casos

Postnatal: La lesión ocurre después del nacimiento y hacia los tres años de edad, puede deberse a enfermedades infecciosas (como meningitis), traumatismos craneales causados por impactos violentos, accidentes cerebro-vasculares, accidentes anestésicos. Abarca un 10% de los casos.

 

La Parálisis Cerebral Infantil se clasifica en cuatro tipos de acuerdo a la parte del cerebro lesionada:

Espasticidad.- La espasticidad es la forma de expresión más frecuente de PCI siendo un 75% de los casos quienes la presentan. En estos casos la lesión se localiza en la corteza cerebral o en la médula espinal afectando la zona motriz y el tono muscular, por lo que el paciente tiene como secuelas rigidez muscular e incapacidad para relajar los músculos. Los síntomas más característicos son: hipertonía (tensión muscular exagerada), hiperreflexia (exageración en los reflejos)  hiperflexión (flexión de un miembro más allá de los límites normales), calambres y espasmos musculares.

Atetosis.- La atetosis se refiere a la presencia frecuente de movimientos involuntarios que interfieren con los movimientos normales del cuerpo. Suelen producirse en la cara en forma de gestos, muecas y dificultades al hablar. Al tener afectados los músculos de la boca se presentan también trastornos del lenguaje. Afecta al 25% de los casos de PCI con una lesión permanente en los ganglios basales.

Ataxia.- Por una lesión en el cerebelo, la ataxia tiene como síntoma la falta de coordinación en movimiento y coordinación corporal, puede afectar dedos, manos, brazos, piernas, habla, movimientos oculares y deglución. Es una lesión relativamente rara.

Mixta.-Lo más frecuente es encontrar formas mixtas de PCI en donde se puede observar uno o más de los trastornos enlistados anteriormente.

La Parálisis Cerebral Infantil puede acompañarse de otros trastornos cognitivos, de comunicación o percepción como retraso mental, epilepsia, trastornos del crecimiento, problemas visuales o auditivos, trastornos alimenticios, trastornos en la piel problemas de aprendizaje y pubertad precoz.

En el siguiente post hablaremos sobre las terapias de rehabilitación y tratamientos para la Parálisis Cerebral Infantil


Similares
Comments 
(1)
  • 20 junio, 2012

    Qué triste es que una enfermedad como esta se de en los pequeños, lo más tenebroso es que todo niño se encuentra en riesgo, hay que cuidarlos mucho y no descuidarlos en las carreolas pues a esa edad se mueven a todos lados y corren peligro por todo!

    Responder
Publicar un comentario