Porqué los niños no deberían tomar Yakult

Uno de los productos que consideramos más saludables es el Yakult, esa pequeña botella con etiqueta roja que nos promete proteger la flora intestinal al contar con lactobacilos casei Shirota, cuya función es inhibir algunos microorganismos patógenos  como la Salmonella, Shigella y Helicobacter, reducir la intolerancia a la lactosa y aumentar la respuesta inmunológica, además de prevenir malestares intestinales y mantener el balance de la microflora intestinal. Sin embargo, no nos advierten que beber un Yakult es como un shot de azúcar que rebasa las necesidades diarias de los niños.

El Yakult es uno de los productos que diariamente vemos en la lonchera de los niños, acompañado por una fruta, un sándwich o incluso unas galletas. Sin embargo cada botecito de la bebida fermentada cuenta con dos cucharadas y media -cafeteras- de azúcar, pues en la etiqueta podemos ver que contiene sacarosa y glucosa, lo que representa un camino muy fácil hacia el sobrepeso y la obesidad.

Los efectos inmunológicos prometidos por Yakult aún son desconocidos, si bien el consumo de yogurt natural es recomendable para niños y adultos. Sin embargo un pequeño bote de Yakult contiene 12.56 gramos de azúcares añadidos, lo cual cubre del 50.2 al 83.6% del azúcar máxima para un adulto durante todo el día; según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association o AHA) la cantidad de azúcar máxima tolerada por los adultos es de 5 y 7 cucharadas cafeteras todo el día, para mujeres y hombres respectivamente. Para los niños no debería ser mayor a 3 o 4 cucharadas al día.

Un niño que ingiere esta cantidad de azúcar de manera cotidiana puede tener un impacto negativo en su salud pues tendrá el hábito de consumir alimentos dulces y una alta ingesta de azúcar se relaciona directamente con trastornos del metabolismo que pueden llevar a la obesidad y a la diabetes, entre otras enfermedades.

Entre los ingredientes del Yakult encontramos azúcar, 3,6% de leche descremada, glucosa, lactobacillos casei Shirota 108 UFC/ml (significa que el producto contiene 100 millones de bacterias, no 8 mil millones como lo promete su publicidad). Dos tipos de endulzantes en un mismo producto: azúcar de caña y glucosa, cuatro veces más azúcar que leche (12.5 grs vs. 2.88 grs) y otro saborizante artificial, que no especifican cuál es. Un punto muy interesante es el de los lactobacilos, la publicidad asegura que Yakult contiene 8 mil millones de bacterias, cuando su producto sólo tiene 100 millones; los estudios clínicos demuestran que la cantidad necesaria para que los lactobacilos sobrevivan al pH del tracto gastrointestinal debe ser mayor a 100 millones.

Los beneficios de tomar Yakult son nulos, incluso podría ser más perjudicial debido a las altas cantidades de azúcar para el tamaño de la porción. Un consumidor promedio puede no percibir los verdaderos contenidos que se especifican en las etiquetas de los productos que consume, sólo quedarse con la imagen publicitaria de “bueno” para la digestión, la flora intestinal, el estómago, los niños, etc. La publicidad de Yakult pone los beneficios a la salud por delante, así como un supuesto trabajo por combatir la obesidad infantil, sin embargo una persona con alguna enfermedad relacionada con los azúcares, como la diabetes, debe ser alertada para el consumo de Yakult.

Cabe destacar que Yakult cuenta con su propio centro científico y que algunas fábricas tienen su propio museo interactivo donde los niños pueden ir a conocer cómo se fabrica la bebida y salen con la idea de que es el producto más saludable que podrían beber. Toda esta estrategia crea confusión entre los niños y jóvenes, incluso en los adultos que creen que la bebida es realmente saludable.

 

 

 

 

Se recomienda limitar el consumo de Yakult de forma esporádica, consumiendo en su lugar yogurt natural ácido sin azúcar o endulzado con miel virgen. Eduquemos a nuestros hijos con la consciencia de que su alimentación les brindará la salud necesaria para su crecimiento físico e intelectual.

Author: admin

Similares
Publicar un comentario