Uniformes escolares, tips para ahorrar

El próximo mes de julio terminará el ciclo escolar 2016, por lo que miles de padres de familia tendrán que hacer un gran gasto por cuestiones de útiles y uniformes escolares, siendo los últimos un concepto que muchas veces nos causa nuevos gastos pues estos se desgastan, pierden o deben ser reemplazados durante el ciclo escolar. A continuación les compartimos algunos tips de los expertos para ahorrar en la próxima compra de uniformes escolares.

La Procuraduría Federal del Consumidor cada año nos recuerda sus recomendaciones para adquirir estas prendas de fabricación industrial, la primera y más importante es que, se trate de uniformes deportivos o de uso diario, el menor se los pruebe antes de comprarlos y no guiarse por una talla en particular. Además, debemos considerar que durante el año, el niño puede crecer de 4 a 8 centímetros, dependiendo de su edad y características propias, por lo que podemos comprar el uniforme un poco más grande y ajustarlo para ir haciéndolo más grande si es necesario; es importante revisar que pantalones y faldas no aprietan la cintura de nuestros hijos, pues además de causarles dolor de estómago y falta de concentración, tendremos que reemplazarlos pronto.

Entre los pequeños, es de lo más común olvidar sus cosas en cualquier parte, por lo que se recomienda bordar su nombre, grado escolar y turno (en caso de que exista turno matutino y vespertino en la escuela); también podemos optar por pegar o coser etiquetas con los datos del pequeño y ubicarlos en un lugar visible, de este modo podremos localizar las prendas de nuestros hijos y recuperarlas en caso de que se pierdan.

La calidad de las telas del uniforme es una de las cualidades que puede hacerlo rendir más, por lo que debemos revisar los botones, las costuras en las uniones, comprobar que los cierres funcionen adecuadamente y puedan subir y bajar fácilmente, para la comodidad de nuestros hijos. Además es importante revisar que la tela sea lavable, que no se despinta y que sea 100% algodón, pues aunque sean más costosos al adquirirlos, durarán por más tiempo y seguirán luciendo bien.

Preguntar en la escuela si podemos adquirir los uniformes o mandar a hacerlos por fuera es clave para la comodidad de nuestros pequeños, además nos permitirá ahorrar pues en las instituciones suelen cobrar un poco más caro el uniforme y es común que no tengan la variedad de talla ni la calidad de tela que estamos buscando.

Author: admin

Similares
Publicar un comentario