Diagnóstico y tratamiento de la tartamudez en niños

La tartamudez se diagnostica por medio de una serie de análisis de los factores que están influyendo en la aparición de la tartamudez para disminuirlos en lo posible y lograr una intervención exitosa. El especialista para diagnosticar y tratar la tartamudez es el terapeuta del lenguaje o un especialista en logopedia o fonoaudiología.
Un diagnóstico de la tartamudez abarca:
Historia clínica familiar para observar si hay antecedentes de tartamudez en la familia

  • Observación del habla del niño con una comparación con el habla normal de niños de la misma edad
  • Utilización de instrumentos como tests de lectoescritura, cronómetros, grabadoras de audio y video, neumopolígrafos (para medir los momentos en que el niño toma aire al hablar), Visi-Pitch (para analizar el tono e intensidad de la voz) y sonógrafo (para medir la intensidad del sonido)
  • Entrevista psicológica para analizar si existió retraso en la aparición del habla y lenguaje, trastornos de la conducta, problemas de inhibición, fobias o ansiedad, tendencia al aislamiento social, etc.
  • Análisis fisiológicos del niño, si existen trastornos de la articulación o de la respiración, movimientos oculares o faciales asociados a la tartamudez y duración de la tartamudez
Tratamiento de la tartamudez en niños
Como ya se mencionó el tratamiento de la tartamudez en niños depende del profesional en el lenguaje, sin embargo para mejores resultados, la familia y amigos pueden intervenir y ayudar al pequeño. Algunos consejos para ayudar al niño tartamudo son:
  • No desanimarse ante la duración del tratamiento que suele ser muy prolongado, ni reaccionar negativamente ante los errores que cometa el pequeño durante el tratamiento.
  • Evitar críticas, correcciones, burlas y regaños al pequeño cuando se equivoca. Hablar con la familia, maestros y compañeros de escuela para que eviten los comentarios negativos hacia el menor podría reducir la ansiedad del menor a hablar en público.
  • Motivar al pequeño para que se sienta cómodo para conversar sin poner atención en los errores, mirando al pequeño a los ojos cuando hable, sonriéndole y felicitándole cada vez que logre articular correctamente las oraciones.
  • No intente ayudar al niño a completar la palabra u oración que intenta articular.
  • Sea paciente con el niño, no ponga cara de angustia o de impaciencia cuando el pequeño trate de hablar
  • Cuente cuentos al pequeño y estimúlelo a que también le cuente cuentos a usted.
  • Hable pausadamente articulando cada palabra lo mejor posible para que el niño escuche la pronunciación correcta de las palabras.
  • No intente esconder al niño que tiene un problema. Hablar sobre la tartamudez no debe ser un secreto ni un tabú. Cada vez que el niño intente hablar de su trastorno, explíquele lo mejor posible en palabras sencillas y escuche lo que tiene que decirle.
  • Reitere su amor al pequeño cada vez que pueda
Recuerde que la tartamudez en niños es un trastorno de la comunicación que nada afecta su capacidad intelectual ni física, además de tener un tratamiento terapéutico la mayoría de los niños superan la tartamudez antes de la adolescencia por sí mismos, sin embargo el tratamiento médico ayudará al niño a reducir la ansiedad y superar sus fobias.

Author: admin

Similares
Publicar un comentario