Baby shower: ¿qué regalar?

Para celebrar el futuro nacimiento de un bebé, tradicionalmente se realiza una reunión que se conoce como “baby shower”. Hasta hace algunos años, el festejo se reservaba únicamente para las mujeres: hermanas, primas, tías y amigas cercanas de la próxima mamá, pero ahora también se acostumbra que los hombres acudan a dichas celebraciones.

En la reunión se realizan juegos, todos en torno a cosas relacionadas con el embarazo, el bebé y la maternidad. También se suelen dar obsequios que sirvan a los padres durante el nacimiento y los primeros meses de vida de su hijo. El tipo de regalos que se entregan no ha cambiado nada pero por el contrario, parece que la lista de artículos que se pueden obsequiar se ha hecho mucho más larga de o que era. Aquí van algunos ejemplos:

Lo más común es aquello que será de utilidad desde el principio, como la ropa o artículos para el cuidado del bebé. Principalmente pijamas, sábanas, gorros, mamelucos, cobijas, almohaditas, etc. También artículos para baño como toallas y jabones de bebé, toallitas húmedas, lociones, cepillos, bolsas para cargar todo esto en los paseos y mil cosas más.

En cuanto a las cosas que pueden regalarse para ser utilizadas en la cocina. Botellas, mamilas, chupones, biberones, baberos, platos, sillas para comer y, por supuesto, alimento para bebés. También son de utilidad las cosas que vayan a la habitación del pequeño, desde las cunas, pasando por lámparas, colchas, sábanas, cajoneras, mecedoras y, sobre todo, juguetes, juguetes y más juguetes. Entre las cosas más prácticas se encuentran en la lista la silla para el coche, las carriolas y los corralitos.

En realidad, la cantidad de objetos que se pueden obsequiar en este día son innumerables y dependen sobre todo del gusto de la mamá y de la creatividad de quienes presentan el regalo.

Durante el baby shower, como decíamos al principio, antes de los regalos se come pastel mientras se realizan juegos que están relacionados con el tema del próximo nacimiento. La habitación se adorna con motivos alusivos como cigüeñas, cunas, biberones y otros elementos similares.

El evento se realiza entre una y dos semanas de la fecha que se tiene programada para el parto, aunque debe comenzar a organizarse con anticipación, sobre todo porque es importante contar con la confirmación de la mayoría de los invitados. Las invitaciones deberían presentarse con al menos dos semanas de anticipación como mínimo; si antes, mejor.

Similares
Comments 
(1)
Publicar un comentario