¿Por qué a mi bebé no le crece el cabello?

Especialmente cuando tenemos hijas, el cabello es una parte muy importante de la estética pues les dan una apariencia bella a las y los bebés. Usualmente los bebés nacen sin cabello o con pelo delgado y quebradizo que se llama lanugo, que posteriormente se cae para dar paso a nuevo cabello, de mayor grosor y textura; sin embargo, cuando nuestro pequeño ha llegado a cumplir un año o más y sigue sin tener cabello, debemos poner mayor atención a este detalle que podría reflejar otras condiciones de salud.

La genética tiene un gran lugar en el cabello: algunos bebés nacen con muchísimo cabello, mientras que otros apenas tienen unos hilos de pelo, que se caen en unas semanas y dan paso a la “melena de león”. El crecimiento del cabello de los bebés varía entre cada uno, pudiendo tardar hasta los tres años de edad en fortalecerse, ser más abundante y crecer más; con los cuidados correctos y mucha paciencia, podemos ayudar a que nuestros hijos tengan un cabello saludable y bello.

La alimentación del niño refleja la salud de su cabello, por lo que debemos comprobar que nuestros hijos reciben los nutrientes adecuados para el crecimiento del cabello, como la vitamina B, que se encuentra en el huevo, queso, frambuesas y aguacate; sin embargo, algunos alimentos, como el huevo o incluso el Yakult, no son recomendables para los menores de un año, por lo que se recomienda consultar con el pediatra sobre la dieta adecuada para la salud y crecimiento del cabello del bebé.

Además, los expertos en la estética de bebés recomiendan utilizar un shampoo especial para bebés, que aporte suavidad, brillo y limpieza sin causarles reacciones alérgicas en la piel; también se recomienda el recorte de las puntas para nivelarlas y estimular el crecimiento, para lo que debemos acudir con expertos en el corte de cabello infantil, que cuentan con técnicas e infraestructura para distraer al bebé y evitar cortar su piel y lastimarlos.

Por otro lado, las abuelitas recomiendan cortar el cabello del bebé casi a rape, para ponerles una mezcla de aceites especiales como ricino, coco y almendras, que estimula el crecimiento y fortalecimiento capilar, además de que equilibra los cabellos cortos y largos del bebé, dándole una apariencia infantil y tierna.

Los pequeños con nulo crecimiento de cabello, pestañas o cejas deben acudir con un profesional, ya que puede tratarse de alguna enfermedad como hipotricosis, hiperqueratosis o displasia pilosa, trastornos genéticos que deben tratarse por un dermatólogo pediatra.

Author: admin

Similares
Publicar un comentario