¿Qué es la dermatitis atopica?

La dermatitis atopica en niños es una enfermedad de la piel que se caracteriza por unas molestas erupciones que causan comezón a los pequeños. En este post hablaremos sobre la dermatitis atopica, causas y tratamiento.
La dermatitis atópica conocida comúnmente como eccema atopico es una enfermedad reaccionaria de la piel que se caracteriza por ser muy frecuente en niños pequeños, dejándoles erupciones pruriginosas con aspecto de escamas.
Causas de la dermatitis atópica
La dermatitis atopica o eccema atopico es multifactorial, además de factores ambientales, interfieren factores como alergias, asma, fiebre del heno o algún otro tipo de eccema. La dermatitis atopica es altamente relacionada con las alergias alimenticias por la ingesta de alimentos como huevo, leche de vaca y maní (cacahuate) en pequeños menores de un año, edad en la que comienzan a aparecer los síntomas.
Es muy importante que a los niños con dermatitis atopica se les realicen las pruebas de alergia necesarias para determinar cuáles son los alimentos o factores causantes de la alergia y determinar de este modo cómo afecta la dermatitis atopica en cada caso particular.
La dermatitis atopica también se relaciona con factores genéticos, un niño tiene el 60% de probabilidades de padecer dermatitis atopica si uno de sus padres la padece y el 80% si ambos padres la tienen.
Por otro lado, la dermatitis atopica en niños suele ser causada por fuertes situaciones de estrés, es muy común que las conductas, patrones de comportamiento extraño y reacciones fisiológicas se desarrollen cuando los niños viven bajo condiciones de estrés presenten problemas dermatológicos.
Los síntomas de la dermatitis atopica más comunes son:
  • Comezón intensa.  
  • Ampollas que supuran y que forman costras.
  • Enrojecimiento e inflamación en la piel que rodea las ampollas.
  • Erupciones cutáneas, en los pequeños es muy común que estas erupciones comiencen en las mejillas, codos y rodillas.
  • Excoriación en la piel debido al rascado.
  • Pus o sangrado de los oídos.
  • Lesiones en cara, cuello, parte superior del tronco así como en los pliegues de codos y rodillas.
  • Dichas lesiones suelen ser secas, correosas y llenas de líquido.
Cabe destacar que la exposición a elementos irritantes suele agravar los síntomas por ejemplo la resequedad, los cambios de clima y la exposición solar. Debido a que la piel se vuelve hipersensible el rascado y la irritación crónica le dan a la piel la apariencia de engrosamiento y que adquiera una textura similar a la del cuero.
Tratamiento de la dermatitis atopica
El tratamiento de la dermatitis atopica es muy complejo. Es necesario acudir con un dermatólogo para que prescriba un conjunto de medicamentos que pueden ir desde corticoides tópicos y orales, inmunomoduladores tópicos, terapias de anticuerpos monoclonales y otros productos únicamente recomendados por un especialista en dermatitis atopica.
Hay que evitar ante todo las recaídas aplicando emolientes durante los períodos en que se mantenga controlada la dermatitis atópica. En cuanto a elementos irritantes, hay que evitar el contacto con los causantes de la alergia, alimentos, mascotas y otros irritantes como la lana en la ropa para niños.
La resequedad en la piel suele aumentar los síntomas, algunos médicos recomiendan un contacto limitado con el agua y jabón al bañarse, para hidratar la piel es preferible utilizar productos que atrapen la humedad natural de la piel como vaselina, aceite para bebé o cremas prescitas por el dermatólogo.
Una dieta amplia en vitamina A y betacaroteno ayudará a la pigmentación y regeneración de la piel, se recomienda consumir muchas frutas, verduras, remolacha, etc. que son antioxidantes y retrasan el envejecimiento de las células.
Consejos para la dermatitis atopica en niños
  • Controlar las situaciones de estrés en el pequeño.
  • Los materiales en contacto con la piel deben ser suaves, de preferencia 100% algodón.
  • Busque la manera de controlar la comezón de su pequeño sin que se rasque, frote las zonas dañadas, dé palmaditas o aplique crema hidratante.
  • Mantenga cortas las uñas del pequeño para que no se lastime la piel al rascarse.
  • Revise constantemente el estado de la piel del pequeño para notificarle de cualquier cambio o molestia al médico.

Visita nuestro foro de salud de niños y bebes

Similares
Publicar un comentario