Tuberculosis infantil

La tuberculosis es una enfermedad bacteriana altamente contagiosa que afecta principalmente a los pulmones, aunque puede dañar otros órganos, los huesos y la piel. La tuberculosis infantil es una de las enfermedades infecciosas más prevalentes en el mundo.

Transmisión de la tuberculosis infantil
La tuberculosis infantil se transmite por medio del contacto con algún bacilífero (enfermo de tuberculosis), cuando habla, tose, escupe o estornuda las bacterias se propagan por el aire infectando todo su entorno, se prohíbe todo contacto con el enfermo de tuberculosis infantil debido a que basta una inhalación de una gota infectada con la bacteria para que se dé el contagio.
La tuberculosis infantil aumenta en poblaciones étnicas con condiciones de desnutrición, VIH y falta de higiene en el ganado, principalmente en las vacas, cuya leche no higienizada puede contener bacterias de tuberculosis (Mycobacterium bovis).
 La tuberculosis infantil tiene una prevalencia de 245 sobre 100.000 habitantes y una tasa de mortalidad de 28 sobre 100.000. Según el informe de la OMS de 2006, 1,6 millones de personas murieron a causa de tuberculosis en 2005, aunque la incidencia de tuberculosis infantil sigue aumentando en el mundo, la tasa de mortalidad y prevalencia está disminuyendo poco a poco debido a su tratamiento y prevención.
Síntomas de tuberculosis infantil
La tuberculosis infantil suele ser difícil de diagnosticar al comienzo pues se experimentan síntomas comunes a otras enfermedades como el asma: fiebre, tos, cansancio, pérdida del apetito, depresión, sudor por las noches, sin embargo, cuando la tos, disnea (dificultad respiratoria o falta de aire) y expectoración purulenta continúa por más de 15 días debe consultarse al médico.
La tuberculosis infantil suele extenderse más allá de los pulmones (tuberculosis extra pulmonar) causando daños en la pleura (membrana que recubre los pulmones, diafragma y caja torácica), en el sistema nervioso central, ocasionando meningitis, en el sistema linfático causando escrófula del cuello, en el sistema genitourinario causando tuberculosis urogenital, la tuberculosis infantil puede causar la enfermedad de Pott dañando principalmente la columna, huesos y articulaciones.
Cabe destacar que la tuberculosis extra pulmonar no es contagiosa, sin embargo puede coexistir con la tuberculosis pulmonar.
Tratamiento de la tuberculosis infantil
La cadena de transmisión de la tuberculosis infantil puede romperse al aislar al enfermo de tuberculosis y se comienza inmediatamente el tratamiento, después de someterse durante dos semanas al tratamiento, el paciente con tuberculosis infantil deja de ser contagioso, sin embargo hay que tomar en cuenta que después del contagio de tuberculosis infantil pasarán menos de 21 días para propagar la enfermedad.
La tuberculosis infantil es curable, se requiere de un diagnóstico temprano para brindar el tratamiento adecuado pues la tuberculosis infantil es una enfermedad grave. El tratamiento de la tuberculosis infantil requiere la combinación de fármacos antituberculosos (isoniacida, etiomida, etambuto, etc.), el tratamiento de la tuberculosis es largo pudiendo durar hasta 10 meses,
sin embargo no se recomienda suspenderlo pues la tuberculosis infantil empeora rápidamente ya que las bacterias suelen mutar y hacerse resistentes al medicamento.
Prevención de la tuberculosis infantil
La identificación y aislamiento de los enfermos de tuberculosis es la primera medida preventiva de propagación de la tuberculosis infantil, así como el aumento en la higiene y vida saludable de la población general: comer frutas, verduras, actividad física, lavarse las manos después de toser o estornudar, cubrirse la boca con pañuelos desechables o la parte interna del codo al toser o estornudar, ventilación del hogar y limpieza constante del mismo.
La vacuna contra la tuberculosis, conocida como BCG forma parte del control de la enfermedad y es aplicada obligatoriamente al nacer. La vacuna contra la tuberculosis infantil protege de las formas graves de la enfermedad como la meningitis. La población que se encuentra en mayor riesgo de contraer tuberculosis infantil son los niños menores de 4 años y la vacuna ofrece el 80% de eficacia.Visita nuestro foro de salud de niños
Similares
Comments 
(1)
  • 25 abril, 2012

    ¿Es verdad que la tuberculosis afecta a los niños y a los adultos mayores? ¿hay alguna forma especial para evitarla?

    Responder
Publicar un comentario