¿Están listos mis hijos para conducir?

En algunos estados de la República Mexicana, la edad mínima para tener un permiso de conducir es a los 16 años, siempre y cuando cuenten con el permiso de sus padres y después de haber aprobado un curso para conducir, de preferencia con certificación. Sin embargo, aunque conozcan el reglamento de tránsito y sepan manejar bien, la preocupación como papás de dejarles el automóvil es justificable.

Si eres de esos padres o madres que se preocupan y no sabes si permitir a tus hijos menores de edad que conduzcan, ten en cuenta las siguientes pautas:

Tu auto debe tener seguro

Si tienes adolescentes en casa y es probable que pronto comiencen a conducir, es muy importante buscar en un cotizador seguro de auto aquel que te ofrezca una póliza en la que se contemplen los menores de edad tras el volante. Muchas aseguradoras aceptan asegurarlos siempre y cuando el menor cuente con licencia, pero otras no contemplan a los menores.

Llévalos a tomar clases de manejo

Es cierto que los adolescentes aprenden a conducir por curiosidad y se perfeccionan con la práctica, pero lo ideal es que cuenten con un curso para que conozcan los mejores hábitos para conducir, el reglamento de tránsito, cómo estacionarse, cómo rebasar, entre otros conocimientos importantes.

Además, si tú le enseñas a conducir y tienen un percance, es probable que la aseguradora no lo cubra, mientras que las escuelas para conducir deben cotizar seguro de vida  y responsabilidad civil adecuados para estudiantes; y, como valor agregado, sus vehículos son especiales para dar seguridad al joven y prevenir que se presenten accidentes.

Pequeñas prácticas y responsabilidades

Permite que tu hijo conduzca cuando salgan a hacer compras, de paseo o para llevar a sus hermanos a clases vespertinas; incluso puedes asignarle una actividad para que además de práctica, tenga una responsabilidad con el vehículo, de modo que sepa que manejar a su edad es un privilegio que viene acompañado de responsabilidades.

Pide a tu hijo que se mantenga en comunicación constante

Si permites que tu hijo lleve el auto a la escuela o a fiestas, pídele que se mantenga en contacto constante, incluso puede compartirte su ubicación de WhatsApp, puesto que como jóvenes llaman más la atención de los delincuentes, y es necesario que sepas en dónde se encuentra en todo momento.

Establece un “Reglamento de seguridad”

No beber alcohol y conducir, no subir personas extrañas al auto, llegar a casa a cierta hora de la noche (como máximo) entre otras reglas te servirán para evitar conductas que pongan en riesgo la vida de tu hijo, su seguridad y el buen estado de tu auto.

Author: escritor

Similares
Publicar un comentario