La hemorragia nasal en los niños

Si a su hijo le sale sangre por la nariz con frecuencia le interesará  leer este artículo. La hemorragia nasal puede ser una señal de alarma que le indica que su hijo tiene una deficiencia vitamínica que puede llevarlo a complicaciones mayores.

La epistaxis o hemorragia nasal en los niños suele ser común sobre todo cuando son secuelas de algún golpe o por que los niños suelen picarse constantemente la nariz cuando están aprendiendo a limpiarse o simplemente por que se introducen algún juguete en las fosas nasales lastimándolas. Sin embargo la hemorragia nasal en los niños puede ser una señal de que presenta una deficiencia en vitamina K y esto podría ocasionarle otros problemas más adelante.
La vitamina K es una enzima que se encarga de la coagulación de la sangre y juega un papel importante en la formación de los huesos, se absorbe por el tracto digestivo y tiene una distribución amplia por su afinidad con el hígado, piel y tejidos musculares. La encontramos sobre todo en los vegetales verdes como brócoli, lechuga, aguacate y espinaca.
Aunque la vitamina K se encuentra en suplementos alimenticios, es importante que los niños lleven una dieta balanceada que incluya vegetales verdes, carne, leche de vaca, frutas y cereales ya que la sobredosis de vitamina K también causa problemas. Consulte a su médico el suplemento adecuado para su pequeño.

¿Qué hacer para detener una hemorragia nasal en un niño?

 Mantenga la calma, si usted se asusta o grita sólo conseguirá que su pequeño se espante y llore
 Incline la cabeza del niño hacia delante, usualmente se hace hacia atrás pero eso hace que la sangre vaya hacia la tráquea y el pequeño puede ahogarse
 Indique al niño que se apriete los orificios nasales con un papel limpio para detener la hemorragia por lo menos durante cinco minutos
Si la hemorragia persiste por más de cinco minutos es importante acudir al médico

Niños que pueden tener una deficiencia de vitamina K

  •  Infantes que hayan sido alimentados solo con leche materna
  •  Bebés que hayan padecido ictericia
  •  Niños cuyo tratamiento haya exigido la ingesta constante de antibióticos
  •   Pacientes celíacos
  •  Si se ingiere medicamentos anticoagulantes

Consejos para una buena absorción de vitamina K

  • Consumir diariamente vegetales verdes, frutas, y cereales
  • Tomar lacto bacilos que ayuden a reforzar la flora intestinal
  • Disminuir los alimentos altos en grasas saturadas y carbohidratos
Esperamos que este artículo le sea útil a usted y a su pequeño que sufre de hemorragia nasal, recuerde los hábitos empiezan en casa y si es muy renuente a comer su verdura, recuérdele que la vitamina K también se encuentra

Author: admin

Similares
Publicar un comentario