Mi hijo tiene TDA. (Trastorno por Déficit de Atención)

Es usual que los padres sean llamados a junta en las escuelas, y en esas juntas se otorga un reporte del desempeño del niño en el salón de clases, los maestros les suelen hacer sugerencias de que sus hijos tienen Trastorno por Déficit de Atención, mejor conocido como TDA.  Esto hace que se angustien y usualmente no saben a que especialistas recurrir, ni que es verdaderamente este trastorno.

En la actualidad el Trastorno por Déficit de Atención (TDA) es un padecimiento con el cual están diagnosticando a varios niños.  Es importante reconocer cuáles son los signos y síntomas de este trastorno, sobre todo para evitar un mal diagnóstico y por lo tanto medicarlos innecesariamente.

Este trastorno puede tener síntomas compartidos con la depresión o la ansiedad, sin necesidad de ser un TDA, es por esto que para su diagnóstico es necesario un buen especialista y una cantidad adecuada de pruebas.

Ahora bien, ¿qué es el TDA?  Este padecimiento se puede presentar de dos maneras, con hiperactividad TDAH o sin hiperactividad TDA. En general la población más afectada son los niños, ya que en ellos es más visible el padecimiento porque no logran poner atención en la escuela, sin embargo hay adultos que sufren los síntomas y nunca han sido diagnosticados.
Un niño con TDA tendrá dificultades para concentrarse en la escuela, voluntariamente no puede hacer nada al respecto, porque la base del problema es neurológica, y es ahí a donde va a ir dirigido el tratamiento.  Con frecuencia estos niños tienen una energía diferente a la de los demás, es por esto que constantemente necesitan de actividad, en un salón de clases, sobre todo aquellos que sean diagnosticados con hiperactividad, tenderán a levantarse constantemente de su asiento sin que se les de la instrucción de hacerlo, irrumpir las clases, o en casa será difícil que tengan un orden, incluso los problemas y pleitos en casa se incrementan gracias a este padecimiento.

Ahora bien, ¿en qué consiste el TDA?  Un niño que es desatento debe tener por lo menos seis de estos síntomas, para sospechar que lo que tiene es un padecimiento como éste, sien embargo sólo un estudio completo con un especialista puede dar el diagnóstico.

  • No sigue instrucciones con facilidad
  • Se le dificulta mantener la atención fija en diferentes actividades incluso el juego
  • Suele perder cosas en general
  • Puede parecer como que no presta atención
  • Tiende a ser desorganizado
  • Se le dificulta la planeación
  • Es olvidadizo
  • Se distrae continuamente y con mucha facilidad
  • Cuando a este padecimiento se agrega la hiperactividad, se pueden esperar los siguientes síntomas:
  • Tiene mucha energía
  • Suele correr o tener conductas impulsivas inapropiadas
  • Su juego por lo regular no es silencioso
  • Poca capacidad de espera, y poca tolerancia
  • Habla demasiado

¡Me dijeron en la escuela que mi hijo tiene TDA!

Es importante saber que sólo un especialista puede dar el diagnóstico, en las escuelas se suele abusar mucho de esta información, y hay que recordar que solamente si el niño es sometido a diferentes pruebas se puede saber si es un candidato para este padecimiento.

Actualmente en las escuelas se están presentando mucho los fenómenos de desatención, pero como lo había mencionado en el inicio de este artículo, pueden ser resultado de diferentes causas, como una depresión, ansiedad, o incluso los niños y los adolescentes pueden presentar ciertos cambios de comportamiento debido a situaciones personales, como la separación de los padres, la muerte de algún familiar, el nacimiento de un hermano o el simple cambio de una etapa de vida a otra.  Por esta razón es de suma importancia diagnosticar de manera adecuada, con el fin de lograr el mejor tratamiento.

Ahora bien, si en la escuela han dado el aviso de que existen ciertas características que posiblemente puedan ser parte de un TDA, es importante que se haga una valoración, ésta por lo general se hace con un neurólogo o un psiquiatra, ellos elaborarán entrevistas extensas para saber los antecedentes familiares, de nacimiento y escolares del niño, posteriormente harán diferentes pruebas que pueden incluir un electroencefalograma.  Con toda la información recopilada, se procederá entonces a hacer un diagnóstico, y posteriormente se buscará el método más efectivo para el tratamiento.

Hay que recordar que el niño con TDA o TDAH tiene un déficit en ciertos neurotransmisores, es decir en ciertas sustancias que ayudan a la atención, la actividad y la regulación, y lo que se busca en el tratamiento es poder nivelarlos. Y como parte de un tratamiento integral se deberán de enseñar estrategias a los niños para que ellos mismos logren mayores lapsos de atención y tranquilidad a lo largo de su vida.

En el siguiente artículo se encontrarán una serie de recomendaciones de cómo tratar un TDA y que hacer en casa para aprender a manejarlo.


Author: admin

Similares
Comments 
(1)
  • 26 marzo, 2012

    QUIERO FELICITARLOS por este espacio en donde educan a los padres que no conocen sobre este trastorno conductual. A los papas desesperados, tranquilos con apoyo de un grupo integral de psicologo, psiquiatra, neurologo, terapeuta ocupacional y de lenguaje muchas de sus dudas y preocupaciones quedaran en el olvido, es un reto estos hijos pero tambien una GRAN BENDICION, yo tengo 2 hijos y ambos lo padecen, son un reto pero con la ayuda de DIOS y los especialistas han salido adelante.ANIMO A TODOS.mentario aqui…

    Responder
Publicar un comentario